La flota congeladora de marisco onubense desarrolla su primera inspección sanitaria anual en aguas de Angola

Desarrollada en coordinación con el Servicio de Seguridad Alimentaria de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la misión garantiza la buena situación sanitaria de la flota

La flota de buques congeladores de pesca de marisco onubense ha desarrollado en aguas del caladero de Angola la primera de las inspecciones sanitarias anuales programadas. La misión sanitaria se ha realizado en coordinación con el Servicio de Seguridad Alimentaria de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y ha supuesto la inspección de cinco barcos de la empresa armadora onubense Mariscos Rodríguez

La inspección tiene como objetivo comprobar la situación sanitaria de estos buques (Virgen Milagro Rodríguez, Jacinto Rodríguez, La Niña Rodríguez, La Pinta Rodríguez y Vidal Bocanegra Cuarto), que faenan en el caladero de Angola al amparo de permisos temporales de pesca de carácter anual emitidos por la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). Estos buques forman parte de la Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Pesca de Marisco (ANAMAR), integrada en CEPESCA.

En la visita se ha comprobado, favorablemente, el buen estado estructural de los buques, así como la documentación correspondiente a los planes generales de higiene y puntos críticos de su actividad. La misión garantiza el cumplimiento de la normativa higiénico-sanitaria en todas y cada una de las labores de pesca en el caladero de Angola, donde las especies objetivo son gamba, alistado y cangrejo. En estos buques, personal cualificado limpia, clasifica y congela el marisco para, posteriormente, almacenarlo en cámaras de congelación a una temperatura entre -25° y -30° durante un período aproximado de 40/50 días.

Al término de la marea, los pesqueros retornan a la Bahía de Luanda y transbordan sus capturas, sin interrumpir en momento alguno la cadena de frío, al mercante V Centenario, que transporta todo el marisco capturado por la flota de Mariscos Rodríguez al Puerto de Huelva para su posterior venta en subasta pública y distribución a través de la empresa Dimarosa.

La expedición, llevada a cabo del 18 julio al 3 de agosto, se desarrolla dentro de un programa de colaboración entre Anamar y la Consejería de Salud que contempla inspecciones anuales programadas y ha estado compuesta por dos inspectores de la Consejería de Salud correspondientes a la Delegación Provincial de Huelva y al Servicio de Seguridad Alimentaria de Sevilla, junto a personal del Departamento de Calidad de Mariscos Rodríguez.