Un Brexit duro podría significar la pérdida de 6.100 empleos y el 15% de la flota del sector pesquero europeo

Según la Alianza Europea de Pesca (EUFA), alianza de países más impactados por el Brexit y de la que España forma parte a través de CEPESCA, la pesca debe ser prioritaria en las negociaciones

La Alianza Europea de Pesca (EUFA) estima que un escenario de Brexit duro podría suponer la pérdida de 6.100 puestos de trabajo en el sector pesquero europeo y una reducción de la flota del 15% (500-600 buques). Así lo ha expuesto hoy EUFA durante la mesa redonda "Salvaguardar el acceso a las aguas del Reino Unido: qué significa el Brexit para la flota y el empleo de la Unión Europea", celebrada en el Parlamento Europeo. EUFA es una alianza de organizaciones nacionales pesqueras de nueve países afectados por el Brexit, de la que forma parte España a través de la Confederación Española de Pesca (CEPESCA).

La mesa redonda ha sido dirigida por el eurodiputado Alain Cadec, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, quien ha asegurado que la UE podría conceder al Reino Unido acceso al mercado comunitario sin aranceles sobre sus productos pesqueros, si los buques europeos tienen acceso a las aguas británicas.

EUFA representa a las flotas y comunidades costeras más afectadas, especialmente bajo un escenario de Brexit duro en el que Reino Unido negaría el acceso a sus aguas y las condiciones de acceso al mercado de la UE serían más restrictivas. La mesa redonda debatió sobre diversos temas clave, tales como las vías para alcanzar un acuerdo beneficioso, tanto para la UE como para el sector pesquero británico o la interdependencia en el comercio de pescado entre la UE y Reino Unido.

Los miembros de EUFA han instado a los negociadores de la UE a situar la pesca entre los asuntos prioritarios del mandato del Consejo a la Comisión Europea. Así mismo, según se expresó en la mesa redonda, es esencial que la UE y Reino Unido definan un acuerdo post-Brexit a largo plazo que beneficie a todos, tanto a la industria europea como a la británica, y garantice la sostenibilidad de las poblaciones pesqueras. Durante la mesa redonda se repasaron los lazos existentes entre Reino Unido y la UE en materia pesquera y cómo la compartición de recursos limitados, zonas de pesca y mercados han definido, históricamente, las relaciones entre ambos. De hecho, un tercio de las capturas de EUFA proviene de aguas británicas y dos tercios de las exportaciones de pescado del Reino Unido se destinan al mercado europeo.

Gerard van Balsfoort, portavoz de la industria pesquera europea, señaló que “cualquier acuerdo de salida tendrá consecuencias de gran alcance, tanto económicas como sociales, para nuestros pescadores y comunidades pesqueras. Nuestro análisis inicial muestra que, en caso de un escenario de un ‘Brexit duro’, se podrían perder hasta 6.100 puestos de trabajo en el sector pesquero europeo".

“Por esta razón”, continúa, “consideramos esencial incluir la pesca en el mandato de negociación del Consejo a la Comisión Europea. Ya hemos ofrecido nuestro apoyo a los negociadores de la UE para asegurarnos de que nuestras preocupaciones son bien entendidas y, en particular, que cualquier acuerdo de salida garantice el acceso mutuo a las zonas de pesca tradicionales, preserve la actual distribución de TAC y cuotas y establezca un marco de gestión responsable a largo plazo".

Por parte de Cepesca, han participado en el acto Iván López, presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Bacalao (AGARBA), y Jesús Lourido, delegado de Flota de Puerto de Celeiro OPP-77, ambos miembros de la junta directiva de la patronal. Los representantes de Cepesca han señalado que “para el sector pesquero español, sobre todo para la flota de Gran Sol, parte de la de litoral y la que pesca con licencias de Malvinas, el acceso a las aguas de Reino Unido es fundamental. Con nuestra participación en la EUFA, defenderemos los intereses de los pescadores españoles en la negociación del Brexit”.